En la adolescencia, la habitación es más que un sitio para descansar y relajarse: es un verdadero refugio en el que los jóvenes buscan estar solos para escuchar su música preferida, dedicar horas al estudio o simplemente separarse un poco de la vida familiar sin que esto, claro, refleje un problema en sí con los padres, sino que es la época en el que cada uno comienza a descubrir sus propios gustos y deja de tener ese apego de cuando se es niño.

Así, este espacio significa mucho durante esta etapa y es un lugar en el que tus hijos pasarán más tiempo que el que tú mismo (a) en tu habitación, por lo que no sólo es importante dar toques a su estancia que fomenten la relajación o sigan ciertas pautas recomendables para el reposo, sino que además es conveniente que la decoración sea estimulante para cuando están despiertos, incluyendo artículos, posters o mobiliario que favorezcan un entorno acorde a las afinidades de ellos y manifieste sus gustos personales que poco a poco irán formando parte de su identidad en un futuro.

Quizás te interese leer: FENG SHUI: CÓMO USARLO PARA DECORAR LA HABITACIÓN

Por estas razones, en esta ocasión te damos tres consejos útiles para que decores la habitación de tu hijo adolescente.

1. Adolescencia no es sinónimo de desorden

Dado que la alcoba de tus hijos durante la adolescencia hará las veces de oficina, es conveniente fomentar el orden en ella por medio de repisas, libreros u estantes suficientes en los que puedan almacenar todo aquello que necesitan teniéndolo a la mano y sin tiraderos, además de un escritorio siempre despejado y lo suficientemente amplio para estudiar. Sabemos que, en ocasiones, el tener todo limpio y en su lugar no es una preocupación fundamental de esta etapa, pero si creas un buen ambiente que facilite esta labor verás cómo rápidamente se adaptan a ello.

2. Personalización

Esta es una pieza fundamental de toda habitación propia de la juventud pues, como hemos dicho, es un sitio en donde pasarán más tiempo del que tú y yo lo hacemos en nuestros cuartos. Por esta razón, es indispensable que consultes con tus hijos sus colores favoritos para paredes, sábanas, colchas, almohadas y muebles para que los ayudes a crear un balance perfecto de tonalidades, aparte de incluir algunos cuadros, pinturas murales o carteles que sean de su agrado para que se sientan en un lugar que les pertenece sólo a ellos.

3. Espacio para presumir

Considera que, a esa edad, los chicos y chicas tienen una vida social muy activa, por lo que su cuarto será su propia estancia para recibir la visita de sus amigos, a quienes sin duda querrán recibir en un ambiente agradable y único. Elementos decorativos y funcionales como unas cortinas estampadas y un pequeño sofá con sus cojines son una excelente opción.

Si quieres conseguir la ropa de cama ideal y demás accesorios textiles ornamentales, te invitamos a conocer nuestro amplio catálogo con diseños únicos para todas las edades.